Es un procedimiento técnico religioso mediante el cual se verifica y luego acredita, que la materia prima. los ingredientes, y todos los procesos de elaboración de un producto cumplen distintos principios religiosos relacionados con lo que es lícito e ilícito para un musulmán.

Esta certificación puede ser aplicada a muchos de los distintos productos y servicios que un musulmán consume, pero es especialmente aplicable a alimentos, bebidas, medicamentos y cosméticos.

Volver